Blogia

teoriasyreflexiones

No me llames especulador llámame salvador

No me llames especulador llámame salvador

Después de pensar un poco y recapacitar mucho he llegado a una conclusión. Los especuladores son un bien para la sociedad. Y a partir de este momento me niego a llamarles especuladores, yo les llamaré Salvadores. Sino, ¿Cuándo habían tantos feos casados? ¿Cuándo se necesitaba tan poco tiempo de noviazgo para mirarse la primera vivienda?¿Cuando se había estado siempre tan de acuerdo con las decisiones de la empresa y se había sido tan fiel y disciplinado con los superiores?. Pues si, todo gracias a los Salvadores que ponen la vivienda a precios imposibles y eso hace que la gente se tenga que buscar una pareja y se tome el trabajo como una verdadera responsabilidad. En definitiva, personas de bien. Y que conste que los precios no los ponen imposibles para ellos lucrarse ¡NO!. Lo hacen para que así todos los feos y feas que jamás habían aspirado a casarse o juntarse con otra persona, ahora ya lo puedan hacer. Y no solo esto, también se puede ver que nuestros Salvadores han mirado hacia la problemática del paro laboral, y de un plumazo ahora todos trabajamos en lo que sea y por lo que sea. Hoy lo moderno no es juntarse para compartir una vida de felicidad junto a tu pareja, tampoco es moderno compartir la educación de sus hijos, sino lo moderno es compartir esa asfixiante pero divertida hipoteca que hace que la gente se enamore de los demás como nunca antes se habían enamorado. Es mas, sospecho seriamente que la sombra de los Salvadores se alarga hasta el terreno laboral y como no, aquí también hay que darles las gracias por tan ardua tarea. Pensemos que nunca antes había habido tanta devoción por el trabajo, y tampoco las opiniones de los superiores eran tan bien recibidas. ¿Cómo nos vamos a quejar de ese horario? ¿Cómo vamos a negarnos a trabajar mas horas? ¿Cómo les vamos a pedir un aumento salarial?.No! no nos equivoquemos, nosotros solo queremos pagar la hipoteca y lo demás no tiene importancia. El resultado es evidente: más horas trabajadas y a un precio espectacular, por lo tanto el empresario contento y el estado también y nosotros como no, también contentos de que a todos nos vaya tan bien. Nosotros nos debemos a nuestra siempre cómoda hipoteca y por tanto no debemos discutir jamás una opinión de empresa a menos que seamos seguidores de los deportes de riesgo, ya que por tener nuestra opinión nos podemos quedar sin trabajo, y si nos quedamos sin trabajo nos quedamos sin hipoteca y si nos quedamos sin hipoteca nos quedamos sin piso y si nos quedamos sin piso nos quedamos sin pareja y si nos quedamos sin pareja…………..
Solo podemos hacharles un pequeño detalle a nuestros amigos los Salvadores, y este reside en las nuevas formas de ligar que saldrán en un futuro cercano. Se acabó el siempre sencillo ¿Estudias o trabajas?.Ahora empezará el ¿Lo tienes a 20 o 30 años? ¿Fija o variable? ¿Fijo o temporal? Y el que mas ligue ya no será el vacilón del BMW, pasará a ser el que mas intereses le ofrezca su banco o el le quede un mejor interés nominal. Por lo tanto tampoco deberemos asustarnos cuando estemos tomando una copa en un local y escuchemos a un joven gritándole a una chica ¡¡pero que pedazo de Eurivor que tienes chataaaa!!
Sin duda los tiempos cambian y casi nunca es a peor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres